Teléfono

611 013 035

Email

info@sarafreije.es

Consultas

Alonso Quintanilla 5, 3º Izq OVIEDO

El dolor de oído de los más pequeños enseguida se hace presente en casa con malestar, llantos e irritabilidad. Las otitis medias pueden deberse a la acumulación de moco en el oído que no se ha drenado adecuadamente y se infecta una y otra vez. En este post os explicamos por qué las otitis de los niños son recidivantes y cómo afrontarlas.

La importancia de drenar el moco adecuadamente

El oído tiene tres partes: el oído interno (donde se encuentra el órgano vestibular, del equilibrio), medio (donde se encuentra el órgano auditivo) y externo (la oreja). Las otitis medias se producen tras una infección respiratoria cuando no se limpia bien el moco.

¿Por qué es tan típica en los niños? Existe una estructura que se llama Trompa de Eustaquio que une el oído con la rinofaringe. En los niños está dispuesta en sentido horizontal, por lo que el moco no drena bien para salir al exterior. Un problema añadido es que, por lo general, en casa no solemos realizar bien los lavados nasales durante las infecciones respiratorias, por lo tanto ese moco acantona y se infecta.

Síntomas de la otitis media

Los síntomas de la otitis media son síntomas similares a los de una infección respiratoria. Puede haber fiebre, pérdida de apetito, dificultad para el sueño, pueden tirarse de la oreja, supurar el oído… Por lo tanto, tenemos que estar muy atentos a los gestos que hace el peque.

El tratamiento de fisioterapia no es sustitutivo del tratamiento farmacológico. Cuando sospechamos que un niño o una niña puede tener una otitis lo primero que tenemos que hacer es acudir al pediatra, para que lo explore. En el caso de que corrobore que se trata de una otitis, le pautará un antibiótico.

Tratamiento de fisioterapia

Sin embargo, el antibiótico no elimina el moco, elimina la bacteria. Cuando pasaron dos o tres días y el antibiótico ha hecho su efecto iniciamos la fisioterapia. El tratamiento consiste en la aplicación de unas técnicas para poder drenar ese moco de la estructura del oído, para evitar que constantemente ese moco que queda ahí se vaya reinfectando y causando otitis recidivantes.

¿Cómo previmos las otitis recidivantes de los niños?

Para evitar que el tímpano acabe dañándose o teniendo que colocar unos drenajes a causa de las otitis recidivantes en niños, es muy importante la prevención.

¿Cómo hacemos los lavados nasales? El niño tiene que estar sentado, apoyado en nosotros y un poquito inclinado hacia adelante, para que podamos aplicar el lavado, que haremos a baja presión. No muy intenso, no muy fuerte.

Tras el lavado, aplicamos la fisioterapia, primero en consulta y después en el domicilio, con pautas que os recomendaremos. Es muy similar a la que aplicamos en infecciones respiratorias. Lo que queremos es movilizar ese moco, que despegue y hacer que el niño expulse el moco.

Recuerda que, como ya abordamos en otros artículos del blog, el sacamocos no es un buen aliado, por lo que no recomendamos su uso. Si necesitas más información o quieres solicitar una consulta, ponte en contacto con profesionales de confianza.

Artículos recomendados

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola, soy Sara Freije

¿En qué puedo ayudarte?